Camino a los NTDC: Un padre y un hijo intercambian lugares

Gente y Cultura | Clint Schultz | 9 de Septiembre de 2022

Palabras del vicepresidente de Salud y Seguridad de XPO, Greg Pawelski
Los Campeonatos Nacionales de Conducción de Camiones (NTDC, por sus siglas en inglés), también conocidos como el Super Bowl de la seguridad de los camiones, conforman el evento de conducción competitivo más grande de nuestra industria. Estamos orgullosos del desempeño de nuestros 32 profesionales de seguridad este año en Indianápolis, con inclusión de dos campeonatos nacionales, y sabemos que nuestros conductores ya se están preparando para el próximo año. 

Cada mes del próximo año, lo llevaremos de viaje a los NTDC 2023. Gracias al contenido detrás de escena de los NTDC 2022, los consejos de seguridad de nuestros mejores conductores y otras noticias de conducción competitiva, aprenderá lo que se necesita para ser considerado uno de los conductores más seguros del país. Este mes, escuchará a Clint Schultz, un representante de servicio al cliente en Pocatello, Idaho, quien anteriormente compitió en los NTDC. Su hijo, Kolton, de 25 años, se clasificó para los NTDC de este año después de solo 18 meses como conductor de XPO.

---

Mi hijo Kolton no solo creció rodeado de camiones, creció en ellos.

Durante mis 30 años como conductor, traía a mis tres hijos conmigo en viajes por carretera durante sus vacaciones de verano.

Mis hijos Kaden y Kolton, y mi hija, Ashlyn, se subían conmigo a la cabina y pasaban semanas en la carretera, viendo el país, creando recuerdos y experimentando la vida como conductores.

Estoy orgulloso de que, de todas las carreras que pudo haber seguido, Kolton eligió convertirse en conductor. Es genial ver que hay jóvenes conductores que se toman la profesión en serio. No solo para hacer bien el trabajo, sino para dedicar horas extra de su tiempo personal con el fin de practicar para las competencias de manejo. Ese tipo de compromiso demuestra que Kolton y los otros conductores jóvenes que compiten se preocupan por convertirse en los mejores conductores posibles.

Los NTDC de este año fueron especiales. En cierto modo, mi hijo y yo hemos intercambiado roles. Durante mis años compitiendo, Kolton me ayudaba a practicar para las competencias y asistía conmigo. Ahora, fui yo quien lo ayudó a prepararse tanto para el TDC estatal como para los NTDC una vez que calificó.

Pasamos mucho tiempo juntos en los cursos de práctica. Traté de hacer que la práctica previa al viaje fuera lo más complicada posible para él, ya que lo ayudaría a prepararse para el campeonato nacional. Lo que se les ocurra: desde luces traseras cubiertas, daños en el parabrisas, tren de aterrizaje parcialmente desplegado, etc., todo para que practicara. Fue un gran momento de unión de padre e hijo.

Antes de los NTDC, no estaba enfocado en cómo se desempeñaría Kolton. Sabía que los otros conductores en la clase de coche cama serían de élite y que la competencia sería feroz. Pero esa no es realmente la parte importante.

Lo importante es que disfrutó la experiencia, se divirtió y se mantuvo a salvo. Sé de primera mano que la mayoría de los conductores que compiten a nivel estatal no califican para las nacionales: aunque tuve la suerte de competir en los NTDC durante mi carrera, mi padre manejó durante más de 20 años y nunca calificó.

Llegar a los NTDC significa que eres uno de los mejores y más seguros conductores del país. Estoy orgulloso de que mi hijo esté entre ellos. ¡Buen trabajo, Kolton! Pero recuerda, es hora de empezar a practicar para el próximo año.

Artículos relacionados